K-array en las pistas del Campeonato Mundial de Ski Nórdico

k-array-skyLa firma Jam Session fue responsable de realizar la instalación que no solo requería cubrir necesidades relacionadas con las actividades deportivas propiamente dichas sino también con música en vivo, sets de DJ y otros eventos.

El trabajo de Jam Session tuvo lugar en diferentes emplazamientos. Probablemente, el más complicado fue Gold Medal Plaza de Cavalese, donde a una determinada hora estaba previsto un primer espectáculo de entretenimiento con música en directo; posteriormente se vaciaba el escenario para albergar una Dj session, y más tarde se adaptaba de nuevo a las necesidades de la entrega de premios, que tenían lugar un par de horas después, en vivo, sin posibilidad de un mínimo retraso.
Jonni Pellegrini, uno de los responsables de la instalación comentó: “Hemos elegido aparatos capaces de afrontar una plaza repleta de gente y la necesidad de potencia de los grupos en directo, es decir, dos KH4, cuatro KS4 y dos KO4 por lado como L+R del escenario, completados por las KH15 como front fill. La plaza, además, se extiende en cuesta durante más de 100 metros, por tanto optamos por una línea de delay con otros dos KH15 para cubrir también esa zona”.

La zona del Trampolín del Salto en Predazzo presentaba la necesidad de cubrir la larga pista, así como la zona delante del escenario de las animaciones, de unos 170 x 200 m de amplitud, Para esta aplicación, Jam Session instaló un equipo igual al empelado en Golden Medal Plaza, excepto por los subs (un único KO70 por cada lado fue suficiente). La pista, en cambio, fue cubierta con una serie de difusores (de otra marcar) a modo de monitores para una media de 300-400 personas.
Aquí la dificultad, según explica Pellegrini, era “mezclar las dos instalaciones y gestionar sus respectivos volúmenes, también en función de las grabaciones de TV: si por un lado era necesaria una alta presión para la animación, durante los saltos teníamos un volumen más comedido con la difusión distribuida sobre la pista, mientras que la zona del aterrizaje de los esquiadores tenía que estar en silencio para la grabación de las entrevistas”.
Además, era necesario recibir al público con música y comentarios desde la zona del aparcamiento de enfrente, por lo tanto se utilizó una línea de retraso compuesta por cuatro KH15.

Para más información visita www.k-array.com

Read other news tagged with:
Ir a la barra de herramientas