K-array en el Día de la Unidad Alemana en Shanghái

La comunidad alemana de Shanghái, gracias a una iniciativa de su consulado, celebra su Día de la Unidad, la fiesta nacional en memoria de la reunificación de la Alemania Oriental con la Occidental, ocurrida en 1990.

Este año las celebraciones han tenido lugar en el jardín del Hotel Intercontinental Expo de Shanghái, organizadas con el respaldo de numerosas empresas alemanas presentes de alguna forma en el territorio; entre ellas, Sennheiser China, distribuidora de la marca K-array en dicho territorio.
Los requerimientos fueron los habituales en este tipo de eventos: calidad de audio idéntica para el discurso hablado y la música, pero con directividad acentuada, puesto que se debía cubrir, únicamente, la zona delantera del escenario; también era indispensable que los difusores fueran compactos y discretos. Como estaba prevista la actuación de una orquesta, el montaje no permitía lo habitualmente utilizado en un espectáculo de Rock.
Los instaladores colocaron dos sistemas K-array Redline: un KR402 a los dos lados del escenario y un KR202 con función de delay. Se trata de sistemas sumamente compactos, compuestos por dos difusores en columna para las frecuencias medias-altas, que albergan una serie de altavoces con imanes de neodimio, y por un sub para las frecuencias bajas, capaces de una presión sonora de 138 dB, para el KR402, y 136 db, el KR202, (valor máximo a 1 m).
La empresa también mencionó que el montaje total sólo demandó dos horas.

Para más información visita www.k-array.com
 

Read other news tagged with:
Ir a la barra de herramientas